Cómo puedes ayudar a tu hijo a afrontar el bullying

Cómo puedes ayudar a tu hijo a afrontar el bullying

El bullying o acoso escolar está cada vez más presente y es algo de lo más preocupante entre la población escolar, padres y profesores. Consiste en agresiones físicas y psicológicas entre los alumnos que pueden excluir socialmente a los afectados.
Es un tipo de comportamiento intimidante y que a veces los niños guardan silencio. Algunos no dicen nada a sus padres porque piensan que no les creerán.
Si sospechas que tu hijo es víctima de bullying puedes ayudarlo de varias maneras:
• Mantén un diálogo abierto con ellos: Es la mejor manera para poder escuchar de boca de ellos qué es lo que está ocurriendo. No presiones con el tema deja que ellos te cuenten, toma tiempo, porque cuando ellos tomen confianza y se sientan cómodos para abrirse ante ti te van a contar todo. No juzgues, escucha.
• Ponte en contacto con el profesor o las autoridades del colegio: Este paso es importante para tratar de solucionar el problema, lo fundamental es darle herramientas al niño para que pueda colocarse en otro lugar y defenderse ante este tipo de vivencias.
Si las autoridades del colegio no toman en cuenta lo que sucede, es recomendable hacer la denuncia correspondiente, entonces analizar un cambio de colegio.
• Nunca estimules a los niños para que se muestren agresivos o tomen venganza, ya que de esa manera se empeoraría la situación.
• Hazle entender que no tiene la tiene la culpa de lo sucedido, ya que muchos niños tienden a culpabilizarse cuando sufren acoso en el aula.
• Enseña a tus hijos a controlar sus emociones e impulsos y determina límites en su conducta. Es muy bueno que te relaciones y conozcas a los amigos de tus hijos.
Sí efectivamente compruebas que la están acosando, mantén la calma. No de-muestres excesiva preocupación, que el niño vea determinación y mente positiva en todas tus acciones, indica Informe21.
En el caso de que tu hijo tenga miedo o sufra ansiedad, puedes recurrir a un especialista para que lo ayude personalmente. Pedir ayuda no es un signo de debilidad, sino un acto de valentía que lo llevará a recuperarse y perder el miedo a la situación.
El hogar debe ser la principal fuente de amor y educación de los niños, donde aprendan valores y conductas adecuadas. Como padre o madre, debes dar ejemplo en todo momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: