¿Cómo evitar que los niños tengan miedo y ansiedad en la adolescencia?

Resultado de imagen para ansiedad en niños

Una cantidad muy grande de niños y jóvenes sufren por el alto índice de ansiedad que presentan en las distintas y complejas áreas de sus vidas, eso hace que se les dificulte un poco la adaptación. Lo primordial en estos casos es prevenir el miedo o ansiedad detectándolo ya que se presenta de diferentes maneras

Los miedos o temores, según la persona y edad, aparecen bajo los distintos disfraces pero siempre existe un miedo profundo que todos pueden enfrentar y ayudar con la ayuda de un psicólogo clínico.

De que forma se presentan los miedos y disfraces en la adolescencia?

El primer disfraz se denomina ansiedad o miedo a la separación. El niño llora, hace berrinches, grita y se muestra rebelde con sus padres. Si no mejora en frecuencia e intensidad se debe consultar a un psicólogo para realizar una terapia de alcance breve, de pocas sesiones.

El segundo disfraz se denomina fobia específica. Este es un miedo irracional, intenso y persistente a objetos (por ejemplo a perros o pájaros) o situaciones (como tormentas, altura, payasos).

El tercero es el trastorno de ansiedad que generalizada que hace que se preocupen exagerada y fuertemente por todos los asuntos que le corresponden a su edad. Por ejemplo campamentos, fiestas, exámenes, sus amigos y su circulo social, entonces van cambiando de preocupación , también preocupaciones por deportes, bailes y salidas con sus amigos.

El cuarto disfraz es la fobia social o trastorno de ansiedad social que consiste en un fuerte miedo a ser criticado, humillado o evaluado negativamente en ciertas situaciones (como leer algo en voz alta, levantar la mano, , hablar con los amigos tanto en los centros educativos o fuera de ellos. Muchos niños se ponen rojos, transpiran, lagrimean, no pueden sostener el contacto visual cuando tienen que enfrentarse a otras personas. Algunos a los que normalmente llamamos tímidos sufren en realidad de fobia social que se puede mejorar considerablemente con una terapia de pocas sesiones.

El quinto disfraz se denomina trastorno por estrés postraumático. Estos son niños que han sufrido algún tipo de maltrato físico, verbal o abusivo, abuso sexual o han estado expuestos a eventos que podían provocar la muerte propia o ajena (como asaltos, robos, accidentes y fenómenos naturales, guerras, incendios, etcétera). Estos niños y jóvenes presentan reminiscencia del evento en forma de imágenes, pesadillas o miedo a que les vuelva a suceder el mismo hecho traumático. Hay casos en los que dos hermanos viven el mismo trauma y uno desarrolla trastorno por estrés postraumático y el otro no; a eso se le llama una vulnerabilidad individual.

El sexto disfraz se denomina trastorno obsesivo compulsivo: la irrupción de malos pensamientos o imágenes que denominamos obsesiones acerca de tema como, religión, limpieza, seguridad, que provocan un profundo malestar y se intenta disminuir mediante la re

Opalización de actos repetitivos como lavado de manos, chequeo de cerradura, etcétera. A estas se le denominan compulsiones.

En cualquiera de las situaciones citadas anteriormente el niño o joven sufre. Con una terapia de algunas sesiones se puede disminuir el temor dándole herramientas que hacen posible su gestión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: