Cómo blindar a la futura reforma educativa de los excesos que adolece la presente

Cómo blindar a la futura reforma educativa de los excesos que adolece la presente

Jesús Mier Flores

Domingo 2 de septiembre de 2018

Un efecto grave de la actual reforma en nuestro país, ha sido la jubilación masiva y anticipada de maestros con experiencia, temerosos de perder no sólo su trabajo, sino también el derecho a su pensión.

Esta es una ponencia que realicé de carrera para presentarla en el Foro Educativo, al que ingenuamente acudí, pensando que era la oportunidad de leerla ante los organizadores, pero como no fue posible, comparto con mis lectores la frustración desde el momento que fue presa de la urna.

En esta intervención me permito hacer uso del debate que los intereses han generado, desde las plataformas mediáticas donde hablan los poderes fácticos, que desde su zona de confort, osan magnificar y calificar lo que no saben. O lo que es lo mismo, cuando nos planteamos la pregunta ¿Cuáles son los hombres más sabios, los que trabajan o los que sin hacer nada deciden?

Estamos frente a un escenario, donde las partes en conflicto argumentan sólo dos puntos de ataque. Suficientes para que el debate sea rudo e inagotable, ya que los defensores de la reforma educativa, sólo aportan que se acabó la venta de plazas y la contraparte que es una reforma laboral y antidemocrática.

No sé si ha llegado el momento de cobrar la afrenta, seguros de que la reforma se cancela o patinar si los foros son una mascarada. Porque los ofensores a nuestra dignidad, no creo que adopten ahora la postura de “dejar hacer, dejar pasar”. Y nos dejen cómodamente el campo para cuestionar:

¿POR QUÉ SE IMPUSO LA REFORMA EDUCATIVA? Se impuso porque se trataba de hacer una reforma a modo, donde privara el sentir de las opiniones ajenas a la educación y ad hoc a los intereses estrictamente empresariales, capitaneados por la OCDE, el Banco Mundial y El Fondo Monetario Internacional.

Se impuso, porque no iban a explicar la intención de privatizar la educación, iniciando con el pretexto de involucrar a los padres de familia en la gestión y el mantenimiento de las escuelas.

Se impuso, porque había que responsabilizar solamente a los docentes de ser los culpables del rezago educativo, sin analizar los factores socioeconómicos que determinan la vida escolar y sus resultados.

Se impuso, porque no iban a consensar con los maestros la evaluación punitiva, con la que iban ajustarles cuentas. Esta medición no busca el diagnóstico y mejoramiento del sistema educativo, sino el castigo, la precarización e inestabilidad laboral de los docentes.

C O N S E C U E N C I A S: La modificación al artículo tercero que da pase a la formulación de la ley reglamentaria, donde provee la evaluación obligatoria.

Este enunciado tiene implicaciones laborales retroactivas, pues cancela todo derecho laboral retroactivo y contractual de los docentes en servicio que no estuvieran anteriormente en la Constitución. En los hechos se veta cualquier acción jurídica, frente a las nuevas disposiciones, que al momento se encuentran sin efecto, para que los docentes se confíen.

Hizo a un lado las instituciones formadoras de docentes, al abrir la profesión a egresados de cualquier carrera. La descalificación generalizada del “desempeño docente” donde desdeña el esfuerzo de numerosos colectivos de profesores de educación básica por apropiarse y adecuar sus contextos a las sucesivas reformas

Un efecto grave de la actual reforma en nuestro país, ha sido la jubilación masiva y anticipada de maestros con experiencia, temerosos de perder no sólo su trabajo, sino también el derecho a su pensión. Dicha situación ha sido tan significativa, que en algunas zonas y estados, ha sido difícil cubrir las necesidades con maestros que ingresan por examen, ya que al abrir el servicio educativo a los egresados de cualquier profesión, la reforma propicia una ruptura de la cadena de transmisión informal del saber enseñar.

Expresadas dichas observaciones, entonces ¿por qué se impuso a la fuerza la reforma educativa? Todo indica hacia lógicas que superan con mucho un dominio educativo que involucra fuertes intereses políticos y económicos. Los poderes fácticos apelan a los derechos de los niños, pero en las acciones transgreden sus derechos actuales y futuros con consignas que trastocan la vida interna de las escuelas y distraen a todos los docentes de su responsabilidad principal.

Otra cosa que ha estresado sobremanera a los docentes que van a la mitad del camino, la preocupación sobre el cambio de actividad en caso de no cumplir la idoneidad en las evaluaciones, ya que quedaría a la deriva, sin seguridad y expuesto a la exhibición y al escarnio cuando sea objeto de degradación.

ARTIFICIOS PARA DARLE LEGITIMIDAD A LA REFORMA: Dadas las grandes controversias que ha generado la reforma educativa en lo general y la evaluación en lo particular, según la opinión de Manuel Gil Antón, se sospecha que hay manipulación en los resultados de las evaluaciones, donde se asegura que los resultados no cubren el mínimo aceptable, pero que había que ajustarlos a lo que políticamente conviniera. Seguros de que el próximo gobierno lo ganaría el PRI y entonces sí apretarían las tuercas.

En cierta medida, la SEP ha adoptado posturas triunfalistas, cuando declara que el magisterio ha aceptado de buen grado la evaluación, omitiendo que lo han hecho como una mera regla de sobrevivencia, porque están convencidos que dicha evaluación no es significativa en su desarrollo.

El artificio más ruin, fueron las sumas multimillonarias que gastaron en publicidad, del éxito falso de la evaluación y de la reforma en general.

ANTE DICHA PROBLEMÁTICA PROPONGO: Que los operadores de los foros de la nueva reforma educativa, sean personajes que se identifiquen con el “Proyecto Alternativo de Nación”, para evitar la confusión, que están generando los garantes de la Mano Negra, al defender lo indefendible.

Que organizaciones no gubernamentales, elaboren y lancen una encuesta especialmente para los trabajadores de la educación, que verse sobre lo que debe contener la nueva reforma educativa, en cuanto a sus derechos y obligaciones para lograr una educación de calidad.

Que la evaluación, siendo el punto que ha detonado la inconformidad magisterial, se aplique únicamente al grupo, y que los resultados sin estigmas ni maniqueísmo se sujeten a dos acciones: estimular al docente cuyos alumnos tengan mayor aprovechamiento y apoyar al que lo amerite.

Que se dé mayor peso a la opinión de maestros y padres familia y se tomen con reserva, aquellas que ya expusieron y echaron andar la reforma actual, que no ha sido sólo un fracaso, sino una infamia con el disfraz de la calidad de la educación.

Que el nuevo proyecto de reforma sea revisado y sometido a la crítica documentada, de académicos, sociólogos y pedagogos reconocidos, para así evitar el agandalle de las élites económicas y partidistas.

https://www.elsoldedurango.com.mx/columna/como-blindar-a-la-futura-reforma-educativa-de-los-excesos-que-adolece-la-presente

Que la nueva reforma sea emancipadora y democrática, y que plantee una educación para una vida digna de los educandos y no una condena bien planeada para ser esclavos de maquiladora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: